OPEN EUSKADI XCO ZALLA 2016

martes, 12 de junio de 2012

BILBAO EXTREME 2012

Bilbao Extreme 2012: La crónica de Iker Lezama

Noticia Publicada: lunes, 11 de junio de 2012

Domingo 10 de Junio, 8:15 de la mañana llegaba junto a Alvaro a la explananda del museo Gunggenheim, centro neurálgico de la segunda edición de la Extreme Bilbao donde recogíamos el chip de cronometraje, y esperábamos a la salida de los 60 kms. y 2.700 metros de desnivel acumulado.


Coincidencia con el Open de Euskadi de Marathon en Mendata, a pesar de lo cuál, la organización presentó un cartel de bikers de auténtico lujo y que cualquier prueba quisiera tener en nómina. A destacar, Trujillo (Wild Wolf Trek), Iñaki Lejarreta (Orbea Team), Milton Ramos, Isaac Suárez (actual Campeón España CX), el equipo Bicicletas Esteve, Joseba León y equipo BikeZona, Ivan Santurde (Maestre), Unai Elorriaga, Jon Pena. En definitiva, un cartel compuesto por los mejores bikers de nivel nacional e incluso que compiten a nivel internacional. Según la organización, la inscripción la formaban 500 bikers entre los que destacaba Rafa Alkorta entre todos.


Por delante, una prueba dura en la que el tiempo estimado inicialmente previsto a nivel personal se situaba en torno a las 4 horas / 4:15 horas más o menos, una hora más de lo que Trujillo estimaba en palabras previas a la salida por megafonía.


Las 9:00 en punto, y se daba pistoletazo de salida a la prueba donde se suponía que la primera parte hasta la zona de Kobetas era neutralizada. Nada más lejos de la realidad, el ritmo se aceleró desde la misma explanada del museo. Como no me esperaba esto, me pilló desprevenido y hubo que remontar muy mucho para llegar a la cabeza a la altura del hospital de Basurto donde Santurde empezaba a poner ritmo. Se me juntaba problemas de presión en la rueda delantera que hacía que fuese más agarrotado por las rampas de acceso a Kobetas donde iba muy alto de pulsaciones.


Ya en Kobetas, cogía mi ritmo y conseguía adelantar alguna posición camino de Arraiz donde las pendientes de estas rampas no dejaban descansar un sólo momento. Empezaba mi odisea mecánica con el cambio. Primer paso por el Pagasarri, previo a la última rampa de acceso a la antena de Arraiz donde llegaba el primer descanso para el cuerpo, que no relajación para afrontar la "Pared" descenso hacía Alonsotegui que desconocía y el cuál me habían puesto bastante peligroso.


A pesar de no arriesgar, lo afronto bastante cómodo ya que últimamente me encuentro más a gusto en esta disciplina que normalmente tanto me lastra en las pruebas. Desde aquí otra vez para arriba dirección al Zamaia por Fuente del Oro, lugar donde me llevo una grata sorpresa con la presencia de la familia dando ánimos. Aquí se hace más evidente el problema mecánico del cambio obligándome a ir con mucha cadencia o muy trancado, lo que creo me supuso empezar a tener las primeras sensaciones de calambres. Tocaba apretar por la cresta antes de llegar al Zamaia y dirigirnos de nuevo hacía el Pagasarri (km.32) con los problemas mecánicos aumentados y amagos de calambres, a pesar de hidratarme y comer bien.






Nuevo paso por el Pagasarri, Aquarius para dentro y a por la segunda parte de la prueba. Descenso rápido y cómodo, donde ya el problema del cambio era evidente, obligándome incluso a ir con el pulgar derecho en el mando para tener retenido el desarrollo más conveniente. Me imposibilitaba ponerme de pies sobre la bici, pero mejor esto que no cargarme una vez más la cadena. Llega el km.39 aproximadamente y nada más comenzar a ascender hacía la última cumbre del día, sufro unos calambres considerables que me obligan incluso a parar y bajarme de la bici. Unos estiramientos para aliviar los dolores, mientras pierdo al que me precedía, ser adelantado y que se me acerquen por detrás. Aún así, me vuelvo a montar y a sufrir con los calambres y con el cambio. Corono y me lanzo hacía el Consorcio de Aguas prudente por la aparición de las primeras gotas, aprovechando para relajar los problemas de calambres. Rodeo por el bidegorri el Consorcio y afronto las últimas rampas que dan acceso a la bajada previa de Ollargan, donde está situada la meta. Para mi sorpresa el cronómetro marca 3:09, una hora menos de lo que tenía inicialmente previsto y una meritoria posición 15º que me dejaba con una sonrisa de oreja a oreja, además de llegar y encontrarme con los inicialmente mencionados con los que aprovecho la ocasión para fotografiarme.


Desde aquí en grupo y escoltados por la Policía Municipal nos encaminamos hacía el Guggenheim ante la atónita mirada de todos los viandantes que se encontraban por la zona del Arenal, los cuáles pensarían dónde van esos locos mientras la Policía nos daba preferencia en semáforos y pasos de peatones. Llegada al museo con la graciosa anécdota del día cuando me vuelven a dar los calambres antes de llegar, y la Policía por megafonía del coche me alienta para llegar y tranquilizarme por tener que ralentizar el ritmo. Entrega del chip, y rápidamente al coche para ir a ducharme y cumplir con las obligaciones familiares.


Hay lugar para otra nueva sopresa cuando mi amigo Alvaro me avisa que he sido agraciado con algún premio del sorteo posterior a la prueba, el cuál desconozco oficialmente dónde he de dirigirme a recogerlo. Así que más que satisfecho por el día vivido, que unido a mis problemas de anemia y de preparación mecánica previa del día anterior es para estar muy pero que muy contento.


http://zalikbiker.jimdo.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada